La violencia en la pareja está rodeada de prejuicios que condenan de antemano a las victimas y justifican a los maltratadores. Esta es una de las razones principales que sustentan la tolerancia social ante este tipo de actos y los sentimientos de culpa de las mujeres maltratadas.

  1. “Un chico/hombre no maltrata porque sí; ella también habrá hecho algo para provocarlo“. Esta creencia es una de las más arraigadas y supone afirmar que la chica/mujer es la responsable del comportamiento violento del chico/ hombre. En este sentido, existe también la creencia de que la chica/mujer agrede verbalmente y el chico/hombre físicamente. Las personas expertas, sin embargo, afirman todo lo contrario; la chica/mujer maltratada reprime su rabia e intenta evitar las agresiones adoptando comportamientos totalmente pasivos como el de someterse a los deseos del chico/hombre, darle la razón y no cuestionarle.
  2. “Si una chica/mujer es maltratada continuamente, la culpa es suya por seguir conviviendo con ese chico/hombre”. Esta falsa creencia responsabiliza a la chica/mujer de su situación y la culpabiliza. Las chicas/mujeres que padecen violencia se encuentran en una situación de debilidad psicológica y con escasa autoestima. El estado confuso y de incertidumbre a los que les somete el agresor fractura sus defensas sumergiéndolas en un estado de indefensión. Muchas chicas/mujeres no tienen donde ir, ni creen tener salida.
  3. “Los chicos/hombres que maltratan lo hacen porque tienen problemas con el alcohol u otras drogas, están parados, etc., son violentos por su situación personal”. Así se suelen justificar muchos maltratadores, evitando de esa forma hacerse responsables de sus actos. Si todos ellos fuesen violentos debido a sus problemas personales lo serían también en el trabajo, con los amigos, etc. Prácticamente todos los chicos/hombres violentos únicamente lo son en su núcleo familiar.
  4. El chico/hombre que maltrata es un enfermo mental”. Si los maltratadores fuesen enfermos ejercerían su violencia de forma indiscriminada sobre cualquier persona y no únicamente sobre la chica/mujer
  5. “El maltrato a chicas/mujeres solamente ocurre con personas de poca educación y con bajos recursos económicos”: NO es cierto. Este fenómeno se da en todas las capas sociales y económicas
  6.  “Los chicos/hombres no pueden evitarlo, la violencia es parte de su naturaleza“: La violencia masculina no surge de los génes, sino de la perpetuación de un modelo de masculinidad que permite, incluso incita, a los chicos/hombres a ser agresivos.
  7. “Los chicos/hombres maltratadores agreden porque ellos también han sufrido malos tratos en su infancia”. Esta afirmación no se puede generalizar. Según estudios no todos los chicos/hombres que maltratan a sus parejas han sido también maltratados, ni tampoco todos los chicos/hombres que han sido  maltratados maltratan también a sus parejas.
  8. “En el caso de tener hijas e hijos es mejor aguantar”. Las hijas e hijos son testigos directos de las agresiones que sufre su madre. Las repercusiones que tiene el maltrato sobre ellas y ellos pueden conducir a trastornos de conducta, de salud y de agresividad.
  9. Siempre se exagera cuando se habla de violencia contra las chicas/mujeres”: La violencia de género es la mayor causa de lesiones a chicas/mujeres por encima de accidentes de tráfico, asaltos, violencia callejera, etc. Los casos que aparecen en los medios de comunicación e incluso las denuncias que se realizan sólo representan una pequeña parte de la realidad. Los datos revelan que sólo se denuncian alrededor del 10% de los casos.
  10. “Lo que ocurre dentro de una pareja es un asunto privado; nadie tiene derecho a meterse “: Este argumento es al que apela un chico/hombre violento para imponer su autoridad, su poder y mantener el control. La violencia es un problema de todos y no solo un problema de puertas para adentro, es un delito contra la libertad y la seguridad de las personas. Los delitos jamás son cuestiones privadas y, menos aún, cuando las víctimas no están capacitadas para defenderse.
  11. “Es más aceptable la violencia que se da entre personas cercanas que la que se da entre extraños”La violencia ejercida por personas cercanas y con las que se tienen vínculos afectivos, a diferencia de la ejercida por personas extrañas, provoca sentimientos de indefensión y humillación mucho más intensos.
  12. “Cuando las chicas/mujeres dicen No quieren decir SI”: Actualmente, todavía muchos chicos/hombres siguen creyendo que las mujeres no tienen la capacidad suficiente para expresar sus deseos sexuales. Ante esa incapacidad que algunos hombres les atribuyen creen que las tienen que forzar para lograr lo que ambos, en teoría, desean. Cuando una chica/mujer dice NO, quiere decir NO.
  13. “Es imposible violar a una chica/mujer en contra de su voluntad”: En el delito de la violación parece que socialmente se le exige a la víctima una especie de “certificado de haberse defendido” lo que no se pide en otros delitos como pueden ser robos u otro tipo de agresiones.

Fuentes:

  • “Violencia invisible en parejas adolescentes”, Angélica Cuenca, psicóloga.
  • “Guía de prevención de violencia de género”, Federación de Mujeres Jóvenes
  • Asociación No Más Violencia de Género “José Antonio Burriel”
  • “Construyendo la igualdad  prevenimos la violencia de género”. Dirección General de   la Mujer. Comunidad de Madrid.
  • “Violencia contra las mujeres”. Instituto de la Mujer
  • Desmontando mitos“, Federación de Mujeres Progresistas.
  •  http://noalmaltrato.com/ Asociación  Integración Activa
  • “El ciberacoso como forma de ejercer la  violencia de género en la juventud: un riesgo en la sociedad de la información y del conocimiento”. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. 2014